martes, diciembre 24

jueves, diciembre 19

0

Gaceta Morvoz No.34, año III (19-dic-13)

EDITORIAL


Para muestra un botón: próximamente un reportaje completo del grandioso maestro

Modesto Trigo.

Relaciones objetales
(Oleo sobre lienzo 72x93 cm.)


Nos preguntábamos dónde…

La calle es gélida en estos decembrinos días, la soledad igual. Hay árboles lóbregos con gaviotas en espera de peces, a veces llegan, a veces. Me recargo en la pared, enciendo el enésimo cigarro (ya no quiero pero no encuentro nada mejor por hacer), entonces las columnas de humo suben hasta tu piso. Y te vigilan. Porque estás ahí, construyendo ciertos inciertos futuros, soñando con la mujer de ti, mujer, la de tu anhelos, la que beba desaforadamente como tú, la ardiente que te abrase, la burda que te corrompa, la que se abra como tú, fruta.

Dan ganas de ser vulva y senos, lágrima vidriada, rumor, profunda inspiración, orquídea, malva, reflejo, alcohol; por lo menos humo. Por lo menos.

Éric Marváz.

———-MORVOZ———————————MORVOZ————

Desde el alma de Alma Beatríz

Por Beatríz Fernández



Aguardo una piel que inquiete mis sentidos y avive mi pulso, que me agote y deje sin aliento después de refugiarlo entre mis muslos, empeñado en pertenecernos y ser eternos…

——-MORVOZ————————MORVOZ————


Con mis muslos ardientes, no necesitas buscar el sol que te dé calor...

——-MORVOZ————————MORVOZ————

Aunque en el camino tenga mil tropiezos, y tenga que sacar mil lágrimas, nunca será motivo suficiente para perder mi esencia y mis ganas de ser feliz. Así que aunque muchas cosas me puedan doler, día a día trataré de convertirlas en sonrisas y felicidad, por darme cuenta y aprender a valorar todas las cosas hermosas que me rodean y sentirme tan afortunada de poder vivirlas.


——-MORVOZ———————————MORVOZ————

Je suis Ale

Por Alexander Zmeckye




Todo lo iluminas
desde hace varios cientos de besos
con palabras 
como amanecer
como dentro
como habitación... 


———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Versos como balas

Por Agathokles



Mujer de cuerpo diamante que sabe a piel, 
mantiene la mirada fija, la obsequia, 
su corazón late fuerte al amar, 
carece de silencios, su boca tirita 
cada 30 segundos si la posees de frente, 
habla de poesía y sabe también a ella.

El adjetivo, letal, es parte de su nombre,
 si te aferras a sus labios te atienes a pecar, 
a ser condenado eternidad y media a soñar,
 aprenderás a volar y creerás que la realidad
 es ella, que el sueño es ella, que Dios es ella.

Ama despacio y obsequia el corazón en cada beso,
 acaricia con una sonrisa leve y sugestiva,
 su espalda magenta crea la señal sacra,
 evoca de su aliento melodías prohibidas,
 situaciones privadas, sabores a miel.

Mujer de ojos deseos y de manos pendones,
 para ella no hay mejor amante que el tiempo,
 es capaz de volar 7 horas continuas,
 de cerrar los ojos y volver al milagro del Edén,
 Puedes mirar la creación en su pupila inquieta,
 erigir un cataclismo de sangre y carne,
 reventar tus pulsaciones al hablarte de cerca,
 robarte la cordura y utilizarla como delirio,
 es capaz de crear un Génesis abstemio pero indecente,

Sabe a mar, sabe amar, sabe también a mí.




———-MORVOZ———————————MORVOZ————

El Rinconcito

Esta semana:


Alex Coghe, es un foto-periodista italiano actualmente residente en la Ciudad de México.  Su actividad profesional incluye fotografía editorial, foto-periodismo y fotografía de eventos.  Su estilo está marcado por crudas imágenes de fotografía de calle, con la obsesión del momento decisivo y el aspecto surrealista, pero siempre con una mirada documental. Fotógrafo para Leica, conocido internacionalmente por su compromiso con la difusión de la fotografía de calle, su actividad ya incluye muchas publicaciones, colaboraciones prestigiosas e importantes exposiciones.


Pronto estaremos teniendo talleres con él: Alex Coghe

——-MORVOZ————————MORVOZ————




https://www.facebook.com/evaeva.eva.3557


Promesa

Mira qué brazos y qué piernas, qué adornados de joyas de mil colores están, me hierven la sangre cual café por la mañana. 

La brisa de tus cabellos empaña mis ojos y tu figura despierta en mí emociones incontrolables.

¡Oh, figura femenina! Dicha la mía al tenerte tan cerca, y afortunado yo que soy el único que te contempla. 

Pero no soy celoso, querida, que más feliz fuera si todos los demás te miraran y no miraran a esa plásticas, a las que llaman "tiendas", que están llenas de objetos inútiles, pero vacías de corazón. No como el tuyo, bonita, que late fuerte y se escucha entre murmuros de viento. 

Sin embargo, madre mía, madre tierra, madre de todos, no soy digno de observarte ni de quererte, que tanta culpa tengo al pisar tu pasto, como culpa tuvo el que echó fuego a tu hermosura. 

Veo tu tristeza cuando al paso del tiempo menos te toman en cuenta y viene a mí una pena que inunda mis entrañas, como si de mi propia madre en carne se tratara. Pero prometo yo al menos serte fiel por encima de las cosas, y cuidar de tus pequeños pasos. Protegerte celosamente y trabajar hasta el cansancio para tí, preciosa cúspide. 

Porque tú no eres mía ni eres de nosotros, nosotros somos tuyos, y como hijos debemos dibujarte una sonrisa en vez de lastimar tus encantos. Madre tierra, madre amor, madre de todos los seres vivos. 

~D. M.~




———-MORVOZ———————————MORVOZ————

Si leer es un placer...



Me abalancé sobre ella y la obligué a tirarse en el piso polvoriento. No sé cómo, pero ya tenía otra vez el rabo en posición de combate y, sin darme tiempo para acariciarla, la ensarté, sintiendo cómo avanzaba por una cavidad estrecha y húmeda, hecha a la medida de mis grandes necesidades, no de tamaño sino de uso: hacía meses que no templaba. 
—Pero ahora no te vayas a venir enseguida... y feliz Navidad —me dijo al oído, y me mordió en el cuello. 
La cabrona era una atleta sexual: con absoluta maestría levantó las piernas para formar una horquilla de carne en la que quedé atrapado. Con las manos me agarró las orejas y empezó a bañarme con una lengua caliente y áspera, meticulosa, que perforaba cada orificio de mi cabeza, para luego bajar por el cuello y terminar lamiéndome las tetillas, con una capacidad de succión aterradora. Mientras, su pelvis no dejaba de balancearse sobre mi rabo, con un movimiento lento y eficaz, que me hizo dudar de la posibilidad de acompañarla hasta el orgasmo. Si seguía así, iba a venirme, irremediablemente, y no quería hacerlo, más por ella que por mí. Entonces decidí pensar en algo ajeno al sexo, lo más alejado a lo que vivía en ese instante magnífico, y se me ocurrió la chapucera idea de que estaba viendo nevar: pensé con tanta fuerza en eso que logré ver cómo la nieve caía más allá del balcón, flotaba sobre el aire y comenzaba a cubrir las copas de las majaguas del Pre, dándoles el aspecto de gigantescos arbolitos de Navidad, donde los copos brillaban con una blancura deslumbrante. Tanto me metí en aquella imagen absurda que hasta sentí frío, mientras el cielo nocturno se aclaraba, como en la aurora boreal... 
—Ponte pa' esto, Monchy —me sacó ella de la nieve y me tiró otra vez contra su cuerpo hirviente al tiempo que ella bajaba las piernas y apoyaba los pies en el piso para dejar que su pelvis brincara ahora con un ritmo espasmódico, incontrolado, definitivo, capaz de endurecer como nunca mi pobre rabo y hacérmelo sentir enorme dentro de su cavidad preciosa. 
—¿Te vas a venir? —le pregunté con mi habitual habilidad, y ella me mordió una oreja, me soltó la lengua dentro y al fin susurró: 
—Cógeme el culo, como le hacías a la puta de mi hermana. 
Sin darme opción, liberó mi verga y, con su atlética agilidad, puso ante mí sus nalgas de hierro que, proyectadas por la posición, parecían dos montañas inexpugnables, separadas por una garganta profunda por la que corría, allá en el fondo, un río joven y turbulento. 
—Dale suave, que por ahí soy señorita —me advirtió, mientras con la mano, metida por debajo de su cuerpo, trasladaba jugos hacia el aro oscuro del ano para facilitarme la penetración. 

Nochebuena con nieve (fragmento), Cuentos eróticos de Navidad. 
Leonardo Padura Fuentes. (La Habana, Cuba)



———-MORVOZ———————————MORVOZ————


Casa de citas


«En el principio fue el sustantivo. No había verbos. Nadie decía "Voy a la casa". Decía simplemente: "Casa" y la casa venía a él. Nadie decía: "Te amo". Decía simplemente: "Amor" y uno simplemente amaba. En el principio fue mejor.» Isidoro Blaisten.



«Aplázalo todo. Nunca se debe hacer hoy lo que también se puede dejar de hacer mañana. Ni siquiera es necesario que se haga algo, mañana u hoy.» Fernando Pessoa.



———-MORVOZ———————————MORVOZ————





Publicista y Director de Arte.
Ex estudiante de fotografía editorial y modelo del Instituto Europeo Di Design (Barcelona, España)
Participante de proyectos individuales y grupales (desnudos) y cuerpos pintados.
Fomento al arte 100% mexicano.



———-MORVOZ———————————MORVOZ————

viernes, diciembre 13

1

Gaceta Morvoz No.33, año III (11-dic-13)

EDITORIAL



A manera de editorial, cedemos lo siguiente a sus buenos ojos y entendederas.

Goce y gracias por seguirnos.


Homo viator entre Cuernavaca y la ciudad de México, entre el arte y la ciencia, el erotismo y el compromiso social, el caos y el cosmos, el minimalismo y el barroco, entre la poesía y el cuento, entre la pintura y la fotografía, entre la docencia y la investigación, entre la academia y la sociedad civil, entre la cocina y la cama, el placer y el placer...

twitter: jmachin7



De la A a la Z



Después de su primer divorcio y de la turbulenta y magmática relación con Juliana, Juan Machín comenzó a salir con cuanta hermosa mujer se encontraba. Así, Andrómeda, Bárbara, Cristina, Diana y Esperanza se sucedieron en el corazón y, frecuentemente, en la cama de Juan. Cuando se enamoró de ZZ, cayó en la cuenta que, de alguna manera, la sucesión de sus parejas, amigovias o amores imposibles había seguido un patrón temporal clarísimo: la primera letra de cada uno de sus nombres comenzaba a formar un abecedario erótico. Machín recordó al Autodidacta de La Náusea, quien se había propuesto leer todos los libros de la Biblioteca de Bouville, en orden alfabético y, cuando el protagonista sartreano le conoció, ya iba por la letra “L”.

Desde ese día, un sueño descabellado empezó a orientar la vida de Juan: se propuso amar a y ser amado por o, mínimo, tener sexo con mujeres cuyos nombres iniciaran con todas y cada una de las letras del abecedario. En algunos casos fue fácil, aunque a menudo se repetían inevitablemente las “A”, “C”, “M”, etcétera. En pocos años, completó la secuencia pero, sin embargo, la “Ñ” tan cara a los hispanohablantes, le rehuía. Pasaron muchos años, y siguieron multiplicándose las mujeres con sus letras... pero con “Ñ” no conocía ninguna. Conforme envejecía, Machín comenzó a soñar, también, con morir en medio de un orgasmo, como uno de los personajes de Una Comedia Sexual de una noche de verano.

Poco después de cumplir sesenta y seis años, Juan conoció a María del Pilar y se enamoró perdidamente de ella. Después de cortejarla infructuosamente por unos días, finalmente ella accedió a acostarse con él. Para sorpresa de Juan, Pilar resultó ser toda una experta en la cama y cuando le pidió a gritos que le jalara el cabello, que la nalgueara, que la penetrara con todas sus fuerzas y que dijera que la amaba, que amaba a la "Ñora" como a ninguna, Juan, que ignoraba que todo mundo en el burdel la llamaba así, murió, paradójicamente, en medio del mejor orgasmo de su vida y en la realización total de sus sueños.

  
La maravilla de la exhibición pública.

Fotos y texto: Juan Machín

———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Miscelánea de Mesalina

Por Gaby Ouu


Sin poder conciliar el sueño por el sofocante calor, salí al pórtico para sentarme en la mecedora y contemplar la bella luna.
El delgado camisón se ceñía a mi cuerpo a causa de la humedad del ambiente...
Meciéndome al compás de la sinfonía de los insectos, separé mis piernas y arremangué el camisón...
Sentía que mi sexo se evaporaba y mi piel se escarchaba con gotas de sudor...
Los pezones brotaban como botones sobre la translúcida tela y mi vulva se abría como flor tropical.
Mis dedos buscaron el néctar que de esa flor manaba, esparciéndolo entre sus pétalos encarnados.
Jugueteé con la semilla que se esconde entre ellos...
Sentí el delicioso cosquilleo y las palpitaciones dentro de mí.
Introduje mi dedo como pico de colibrí y luego lo chupé lento, paladeando el sabor de mi deseo...
Mi mano volvió a aletear en mi clítoris mientras sacaba uno de mis pechos para apretar el pezón erecto...
Un leve viento se colaba entre mis piernas...
A ojos cerrados fantaseaba con la boca que comía de mi fruto jugoso…
Los músculos se tensaban, mi respiración se agitaba, la piel se erizaba y en sublimes temblores me perdí.
¡Qué paz...!
Los sonidos de la noche me susurraban al oído y arrullada con el vaivén de la mecedora, me rendí ante un plácido sueño.



———-MORVOZ———————————MORVOZ————

Gris Ruiz

Taller de desnudo en Ciudad Juárez




Antonio Ochoa


Grabados de un buen artista de Ciudad Juárez.






———-MORVOZ———————————MORVOZ————


Desde el alma de Alma Beatríz

Por Beatríz Fernández



Qué ganas de atarte a mi cama sin cuerdas, ni esposas, solamente con mi apetencia, sin más amarres que tus ganas de querer estar atrapado a ella, vertiendo cada locura censurada que salga de tu mente y que te encadene fuertemente a mi lecho. Pero indiscutiblemente no desaprovecharía el placer de torturarnos sujetándote a una silla, con los actos más sensuales y sexuales que nos anuden para siempre…

                                                                                 ———-MORVOZ—————MORVOZ——


Esta quietud solo me incita a necesitarte, me quita el sosiego y me pone nerviosa. Sin duda eres la más exquisita tentación, sin el temor de errar eres la más deliciosa perturbación de mis pensamientos más cálidos, y con toda certeza puedo decir que todos esos sueños llenos de erotismo, de pasión, de húmedos encuentros y vibrados gemidos que sólo tú me provocas, trastornan mi orden hasta perder el juicio…


——-MORVOZ———————————MORVOZ————


Versos como balas

Por Agathokles


Para qué esperar

Me encuentro en una ausencia, en la tuya,
había el corazón hablado, pero no era sabio,
me tendí, qué más quedaba, un aliento, el mío,
siempre la dulce melodía del que pierde,
el que se arrastra y después de todo pierde las alas,
aquí la ausencia, la de ambos.

El tiempo que musita que se ha perdido,
el cuerpo con llagas y bosquejos pasados,
las manos tiritando sin humo, sin voz,
los ojos igual de amarillos, igual de traidores,
me voy a la guerra ha la que ya he perdido.

Mirarte y temblar de miedo o fatigo,
mirarme destruido, calavera, amándote,
me doy por servido si me quitas los brazos,
si me borras la boca y la cabeza,
si te recuestas en cama y me dices
que algún día todo estará bien.

———-MORVOZ———————————MORVOZ————

El Rinconcito

Esta semana Aydeé Bravo.


Y así, en el aleteo de un colibrí paso de la felicidad explosiva a la tristeza absoluta, de la decisión determinante a la duda constante. De la ira que ciega al perdón inefable. 
Así soy yo... fatalista irremediable. Ambivalente eterna. 
La tibia que Dios vomitará. 
Así me odio y así me amo.


———-MORVOZ———————————MORVOZ————


Si leer es un placer...



Oh raja, raja húmeda y suave, querido abismo vertiginoso.
En ese surco humano es donde los navíos al fin perdidos, con su maquinaria ya inutilizable, volviendo a la infancia de los viajes, despliegan en su mástil improvisado el velamen de la desesperación. Entre los pelos rizados, qué bella es la carne: bajo ese bordado bien compartido por el hacha amorosa, amorosamente aparece la piel pura, espumosa, láctea. Y los pliegues, al principio pegados, de los grandes labios se entreabren. Encantadores labios, vuestra boca se parece a la de un rostro que se inclina sobre un cuerpo adormecido, no horizontal y paralela a todas las bocas del mundo, sino fina y larga, y transversal a los labios habladores que la tientan en su silencio, dispuesta a un largo beso puntual, labios adorables que habéis sabido dar a los besos un sentido nuevo y terrible, un sentido para siempre pervertido.
Cómo me gusta ver reanimarse un coño.
Cómo se ofrece a nuestros ojos, cómo se comba, atrayente e hinchado, con su cabellera de la que surge, semejante a las tres diosas desnudas por encima de los árboles del Monte Ida, el incomparable resplandor del vientre y de los dos muslos. Tocad, tocad de una vez: no podríais hacer mejor uso de vuestras manos. Tocad esa sonrisa voluptuosa, dibujad con vuestros dedos el hiato embelesador. Así: que vuestras dos palmas inmóviles, que vuestras falanges apasionadas por esa prominente comba se junten en el punto más duro, el mejor, el que eleva la ojiva santa a su cima, oh iglesia mía. No os mováis más, quedaos, y ahora, con dos acariciadores pulgares, aprovechad la buena voluntad de esa niña cansada, hundid, con vuestros dos acariciadores pulgares, apartad suavemente, más suavemente, los hermosos labios con vuestros dos pulgares acariciadores, vuestros dos pulgares. Y ahora, te saludo, palacio rosa, plácido estuche, alcoba un poco deshecha por la alegría grave del amor, vulva entrevista un instante en su amplitud. Bajo el satén arañado de la aurora, el color del verano cuando cerramos los ojos.


El coño de Irene (fragmento). 
Louis Aragón.


  ———-MORVOZ—————MORVOZ——


Shunga, arte erótico japonés.

———-MORVOZ———————————MORVOZ————

Casa de citas



"La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca." 
Heinrich Heine.


"El peligro no está en asomarse al abismo. El peligro empieza cuando el abismo te devuelve la mirada."
F. Nietzche.

                             Casa de mala nota


"Todas las cosas pasan por algo. Por imbécil, por ejemplo."
                                                    Alguien.


———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Publicista y Director de Arte.
Ex estudiante de fotografía editorial y modelo del Istituto Europeo Di Design (Barcelona, España)
Participante de proyectos individuales y grupales (desnudos) y cuerpos pintados.
Fomento al arte 100% mexicano.

Karlos Pérez Tostado
Twitter: @TostaRock
———-MORVOZ———————————MORVOZ————





———-MORVOZ———————————MORVOZ————



jueves, diciembre 5

1

Gaceta Morvoz No.32, año III (4-dic-13)

EDITORIAL


Pocas veces sentí más frío que al bajar del avión. Ciudad Juárez es México; a veces uno piensa en él como un territorio yermo, violento, genocida; nada más lejos de la realidad. En Juárez, con lo poco que conocí, se respira un público sediento de cultura, grupos de artistas inenarrables que luchan a viento y marea con los elefantes blancos en que se han convertido algunas instalaciones. Es verdad que las condiciones son difíciles en lo cultural, pero no muy diferente al resto del país, gente de todas las edades intentando llenar foros, eventos, galerías, mentes; tarea titánica. Difícil luchar contra la mediática del estado: televisión, periódicos, fútbol, etcétera.

Pero por ahí, acá o allá, talentos se alzan para concientizar a la población. Ha sido placentero encontrarse con Taller local ocho, entusiastas, trabajadores, ilusionados. Agradezco mucho el apoyo para que Morvoz, todos los que somos, hayamos podido llegar hasta Juárez. Llevamos la gaceta, Amorvozos que conjunta a los bellísimos modelos y a los grandes talentos de la pluma, las fotografías para la exposición y las ideas que todos me han aportado.

Mención aparte merecen Xitlhali Treviño, con su arte maravillosamente mostrado a un servidor, con la palabra de su padre; Elel Parra, siempre con la veracidad, el empuje, la visión sobria de las cosas; Antonio Ochoa, quien me ha dado la cara más real de lo que es Juárez, atinado, sin dobleces y con su genial servicio de transporte para Gris y para mí; Germán Ribota con su estupenda visión de la luz, con el apoyo para que el taller pudiera llevarse a buen término; Héctor Estrada por su charla invaluable; a todos los chicos del taller: Mary, Lorena, Alberto, Luis, Jorge; a los modelos guapísimos: Ester y Jesús; a todos los que se apersonaron a darme Juárez con sus mejores deseos: Patricia Zabala, Enrique Ruíz, el maravilloso Joel González y todos los que me abrazaron y saludaron.

Gracias a todos los que nos han llevado a todas partes del país: Pilar, Javier, Juan José y todos ustedes que no he mencionado pero nos dan sus letras, imágenes, belleza, apoyo, todo el amor y buena vibra.

¿Qué sería de Morvoz sin quienes nos dan y quienes nos reciben?



———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Algo del trabajo en el taller de Ciudad Juárez


Modelo: Jesús 

Fotógrafa: Gris Ruíz

———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Desde el alma de Alma Beatríz

Por Beatríz Fernández



A veces nos sentamos a llorar, viendo lo que nos pasa, y nos lamentamos de nosotros mismos, pero al final, nadie va a sacarnos de ahí, y seguro tiene solución, hay mucha gente en peores condiciones, así que solo debemos llorar un poco para saber que seguimos siendo humanos y sentimos, pero tras ese momento, a levantarnos e ir por más, al fin que ahora ya tenemos una ventaja, que el camino ya lo conocemos...

                                                                            ——-MORVOZ———————MORVOZ————



Todas las noches me duermo abrazada a tu imagen porque muero de ganas de verte otra vez, el sueño de despertar atrapada en tu piel y sentir la vivacidad de las caricias de tu cuerpo, porque necesito de ti, solamente de ti, no puedo estar un instante sin tu cariño, tu olor me tiene cautiva, tus gemidos erizan mi piel y al escuchar mi nombre esclavizas todos mis sentidos, la humedad que destilas cada vez que nos encontramos fuera de la ropa, me hacen sentir viva e impaciente por tenerte conmigo, así que no, no te dejaré ir y permaneceré en los placeres que me brindas con la plenitud de tu amor, encarcelado en mis muslos y prisionera de tu virilidad…


——-MORVOZ———————————MORVOZ————


Versos como balas

Por Agathokles


Son cuestiones de tiempo.


Regreso a tu carne mujer-amor,
perdí por un tiempo el tiempo,
olvidaba lo insólito de tu aroma,
lo complejo de tu caída natural,
lo sacro de tu secreto húmedo.
Miento si digo la verdad,
pero de vez en cuando acierto,
a pesar de ello hoy eres majestad,
la dulce venganza del caído,
el misterio tenebrista,
la sonata gradual que me perturba,
no más en paz contigo en sahumerio
me llevo tu lozanía, la engendro,
entonces apareces desnuda,
mirándome con un sabor dulce, 
con una pasión insolente.
Dejaste de  ser aérea
para encallar en los más sórdidos litorales,
en los mas cándidos ríos, en las fúnebres costas,
que han creado tus humedades en mis delirios.
Me reencuentro con mi sombra,
me bato con mi pasado anhelo,
hoy eres tú, el mundo puede esperar.


Foto: Antonio Barssé
Fotógrafo mexicano 
http://www.modelmayhem.com/portfolio/1799268/viewall  
antoniobarssé@yahoo.com.mx
04455 59611096


“Mi obra es producto de la pasión por encumbrar la belleza y la sensualidad femenina, sesión tras sesión me arriesgo a caminar por la delgada línea de la sensualidad tratando de no romperla y caer en la vulgaridad, tomando en cuenta que trabajo con personas cuyas intimidades no me pertenecen ni a mí ni a mi lente, por lo que protegerlas dentro de un marco de belleza y estética me resulta primordial”.


———-MORVOZ———————————MORVOZ————


Je suis Ale

Por Alexander Zmeckye




Tu cuerpo es como un jardín lleno de granados,
  dando el mejor fruto, 
  perfumado con flores de alheña, 
  nardos y azafrán 
  con caña aromática y canela; 
con todos los árboles de incienso, 
  mirra y áloe; 
  con los mejores perfumes. 
Eres como un manantial de agua fresca 
  que baja de las montañas del Líbano.

Fragmento "Canta el amado".


———-MORVOZ———————————MORVOZ————

Miscelánea de Mesalina

Por Gaby Ouu


Contemplo nuestro reflejo en el espejo...
Desnudos, sentada sobre tus piernas en el borde de la cama... 
Sintiendo el calor de tu pecho en mi espalda y los besos que posas en mi cuello erizando toda mi piel...
Tu mano morena contrasta con la blancura del pecho que aprisiona...
Tus dedos hurgan y se deslizan en mi sexo que deposita su húmeda huella sobre tu muslo...
Mi cadera oscila y presiona tu verga erecta incitándola a penetrarme...
Me inclino hacia el frente deteniéndome en el taburete, perdiendo de vista nuestra imagen...
Separas mis nalgas y siento tu sexo duro abriéndose paso hasta mi interior...
Ahora eres tú, quien se deleita con la escena del espejo, viendo mis tetas balancearse mientras me ensartas una y otra vez...
Tus dedos alcanzan mi clítoris haciéndolo vibrar...
Nuestros gemidos se mezclan...
El sudor escurre y... con espasmos simultáneos, tu semen me inunda y mi cuerpo se convulsiona ante el delicioso orgasmo...


———-MORVOZ———————————MORVOZ————


El Rinconcito

Esta semana  Xitlhali Treviño.


Musica del fuego solar
19 x 23 pulgadas
acrílico sobre tela

60 X 60 cms.
Acrílico sobre tela





———-MORVOZ———————————MORVOZ————

Si leer es un placer...


Mathilde se preguntaba si podría hacer salir aquello de su misterioso centro. Se abría con los dedos los pequeños labios de la vulva y empezaba a acariciarla con suavidad felina. Atrás y adelante, como hacía Martínez con sus morenos y más nerviosos dedos. Rememoró esos dedos sobre su piel, en contraste con ella, y cuya reciedumbre parecía que iba a lastimar el cutis antes que arrancar placer con su contacto. ¡Qué delicadamente la tocaba -pensó-, cómo sujetaba la vulva entre sus dedos, como si tocara terciopelo! Se la sujetó como Martínez lo hacía, con el índice y el pulgar. Con la mano que le quedaba libre continuó las caricias. Experimentó la misma sensación, como de derretirse, que le procuraban los dedos de Martínez. De alguna parte, empezaba a fluir un líquido salado que cubría las aletas del sexo, que ahora relucía entre ellas.
Mathilde quiso entonces conocer su aspecto cuando Martínez le pedía que se diera la vuelta. Se tendió sobre el costado izquierdo y expuso el trasero al espejo. Ahora podía ver su sexo desde otro lado. Se movió como se movía para Martínez. Vio como su propia mano aparecía sobre la pequeña colina formada por las nalgas, y empezaba a acariciarlas. Su otra mano se colocó entre las piernas y se mostró en el espejo por detrás. Esta mano acariciaba el sexo de atrás adelante. Se introdujo el índice y empezó a frotarse contra él. Entonces la invadió el deseo de tomar por los dos lados, por lo que insertó el otro índice en el orificio del trasero. Ahora, cuando se movía hacia adelante, se encontraba con un dedo, y cuando el vaivén la empujaba atrás, hallaba el otro dedo, como le ocurría cuando Martínez y un amigo suyo la acariciaban a la vez. La proximidad del orgasmo la excitó, y la recorrieron las convulsiones, como si sacudiera el último fruto de una rama, sacudiendo, sacudiendo la rama para que cayera todo en un orgasmo salvaje, que se consumó mientras se miraba en el espejo, contemplando sus manos que se movían, la miel que brillaba y el sexo y el ano que resplandecían, húmedos, entre sus piernas.

Delta de Venus, fragmento. Anaïs Nin.

 ———-MORVOZ———————————MORVOZ————

Casa de citas


"Querida, encuentra lo que amas y deja que te mate.
Deja que consuma de ti tu todo.
Deja que se adhiera a tu espalda y te agobie hasta la eventual nada.
Deja que te mate, y deja que devore tus restos.
Porque de todas las cosas que te matarán, lenta o rápidamente, es mucho mejor ser asesinado por un amante."

C. Bukowski.


"Nada dura para siempre, ni el dolor, ni la alegría. Todo en la vida es aprendizaje, todo en la vida está en seguir adelante."

A. Anzarut



                                                                  ———-MORVOZ———————————MORVOZ————


Modelo para desnudo de arte





Publicista y Director de Arte. Ex estudiante de fotografía editorial y modelo del Istituto Europeo Di Design (Barcelona España). 
Participante de proyectos individuales y grupales (desnudos) y cuerpos pintados. 
Fomento el arte 100% mexicano. 

Karlos Pérez Tostado Twitter: @
TostaRock pcarlosadolfo@rocketmail.com




———-MORVOZ———————————MORVOZ————








miércoles, noviembre 27

0

Gaceta Morvoz No.31, año III (27-11-13)

EDITORIAL

En la estética del ojo no hay nada escrito, tampoco en el decir, ni en el actuar. Es por eso que después de tres meses de descanso, nos damos un descanso del descanso, y les traemos una policromía de altos vuelos. 

Nos complacemos enormemente de mostrar el trabajo fotográfico de Antonio Barssé, caracterizado por su variedad de modelos, cobertura de eventos y una estética casi irreprochable. 

Él es:

Antonio Barssé
Fotógrafo mexicano 
http://www.modelmayhem.com/portfolio/1799268/viewall  

antoniobarssé@yahoo.com.mx

04455 59611096


“Mi obra es producto de la pasión por encumbrar la belleza y la sensualidad femenina, sesión tras sesión me arriesgo a caminar por la delgada línea de la sensualidad tratando de no romperla y caer en la vulgaridad, tomando en cuenta que trabajo con personas cuyas intimidades no me pertenecen ni a mí ni a mi lente, por lo que protegerlas dentro de un marco de belleza y estética me resulta primordial”.



———-MORVOZ———————————MORVOZ————




Una mujer
presiente el eco de la tierra en sus entrañas.


Agita su pandero, su cúpula de carne.


La están nombrando a voces.


Hay sirenas barrocas que rondan por su cuarto,
un nudillo invisible,
un ariete que empuja y quiere tocar el aire,
salir para mirarla, morder el verbo madre,
asaltarle los pechos,
ser colibrí.


Una mujer
se abalanza a la noche,
viaja en un riel de plata,
no le importa la lluvia ni el fragor del silencio.


El corazón le escuece como un verbo indomable.


Rememora el fermento de esposo que bebiera,
las nueve lunas lánguidas.


Una mujer
ha atravesado el aura de una ciudad que duerme,
la noche de grafito.


Desanuda su claustro, se adentra en sus entrañas.

No espera más.

No vuelve más.

Emite el canto azul de las ballenas.
Está jurando amor
por un desconocido.


Una mujer
celebra
un himeneo de fuego
con la vida.





La noche de grafito
Ana Istarú
De “Verbo madre” 1995

www.unrinconparalapoesia.blogspot.com


———-MORVOZ———————————MORVOZ————





———-MORVOZ———————————MORVOZ————


———-MORVOZ———————————MORVOZ————

martes, septiembre 3

5

Gaceta Morvoz No.31, año III (4-9-13)

Especial 
Beatríz Fernández & Gaby Ouu


EDITORIAL


Al paso de los años uno va conociendo a gente, algunos se quedan otros pasan; existen algunos cuya luz es imposible de ignorar, ellos forman parte de nuestras vidas en un lugar especial. La editorial, tiene el orgullo (como un remanso de líquidos ambarinos entre tanto problema social) de presentarles el trabajo de dos amigas, mujeres, escritoras, profesionistas y erotómanas, de excelente catadura. Por las convivencias, trato y estupenda disposición, gracias Beatríz Fernández, gracias Gabriela Ochoa.

En una tradición editorial, acompañamos los textos con el trabajo, no menos hermoso que los textos, de amigos y colaboradores. Gracias por sus fotos: Ruth Vigueras, Antonio Velázquez, Roberto Asal y Gibrán García.

Disfrute y viva, pero viva bien.


———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Con mis cabellos rizados, mis faldas cortas, mis gritos en tu oído, zapatillas ruidosas, sin ropa interior, todo entramado, buscando que memorices cada uno de mis lunares, siempre corriendo riesgos, invadiendo vidas, preocupándome y ocupándome en seducir y enamorar, brindándome y entregándome completamente... así es mi forma estúpida de amar...

 


 Beatríz Fernández, Desde el alma de Alma Beatríz



———-MORVOZ———————————MORVOZ————






En escape nocturno de Mesalina, llego hasta tu lecho de sabanas tibias. Mi aroma te envuelve como nube embriagadora que te agita, provocando la dureza de tu sexo; lo tomas y lo oprimes intentando encontrar consuelo. Despiertas y me descubres acechando entre tus piernas. Entre sombras distingues mi silueta, el brillo de mis ojos de cazadora, mi boca predadora que se abre sedienta. Lamo cada gota cristalina, que brota cual lágrima de presa que se sabe sin escapatoria. Lo sujeto firmemente y empiezo a engullirlo, mis labios lo rodean y recorren en ascensos y descensos que mi mano acompaña en un juego ondulante, mi lengua serpentea, lo presiona contra el paladar y succiona en cada retirada. Lo devoro todo… Te tengo hasta el fondo e intentas ahí retenerme… Lo saco lentamente, mi saliva escurre y brilla sobre tus venas inflamadas… Te emboco de nuevo, te excita verme, contemplar mis labios enrojecidos apresando su erecto bocado. Escuchas el sonido de ese intenso chupeteo, mi lengua aletea en tu frenillo, sabes que no voy a detenerme, estoy sedienta… Con frenesí sigo mamando, escucho tu respiración, los suaves gemidos, noto la tensión en tus músculos, la rigidez de tus piernas, la contracción de tus nalgas. Un lamento grave, profundo acompaña las palpitaciones con las que brota el blanco elixir que esperaba, sorbo hasta la última gota… Te quedas tendido, inmóvil. Satisfecha me retiro en silencio. Sabes que regresaré alguna otra noche, a saciarme contigo.

 Gaby Ouu, Miscelánea de Mesalina


———-MORVOZ———————————MORVOZ————




Comenzaba la noche, la sutileza de la luz en aquel lugar tan acogedor, unos tragos de cerveza que me incitaban y desinhibían, pasaban las horas, me tenía seducida tu sonrisa, ya estaba apresada en tu cuerpo embriagador, captaste mi atención con tu pertinaz mirada en el mismo instante en que te volteé a ver, te gocé en una danza, sintiendo tu abdomen y el movimiento de tu pelvis a ritmo de una seductora salsa, te tuve tan cerca, era inevitable meter mi entrepierna en cada acercamiento rozando tu virilidad, torturándome deliciosamente. Anochecía y cada vez bajaba más la temperatura, mi cuerpo estaba confundido erizado por la mezcla de frío y excitación. Mis gritos silenciosos anhelando sentirme en tu cálido ser, haciéndome temblar como una campana de cristal, sin prisas ni aliento, en un tiempo inmoral… desde esa noche permanezco inquieta, perturbada, excitada al recuerdo, buscando condensar mis sueños…

Beatríz Fernández, Desde el alma de Alma Beatríz

     
———-MORVOZ———————————MORVOZ————




Cual juego de Mesalina, una cinta atada a la cabecera inmoviliza mis manos cual si fueran cadenas… Percibo mi perfume en esa mascada que por ahora me mantiene cegada…Mi cuerpo desnudo se alerta al sentir sutiles caricias que mi piel erizan…Noto la calidez de tu pecho cerca del mío, tus piernas que parecen apresar las mías, tu peso, tu aroma, tu respiración entre mi cabello… Quiero tus labios en mi boca, sin embargo ni siquiera la tocan…tus besos hurgan en mi cuello y se deslizan hasta mis pechos… siento la ansiedad en tus manos, apretándolos mientras mamas mis pezones erectos…. Mi respirar se agita, mi entrepierna deseosa de ti palpita…. Levantas el torso, tu lubricante gotea sobre mi vientre…Me encantaría poder contemplar la dureza de tu sexo, lamer tu miel y no puedo… Te alejas un poco de mí… con tus manos en mis muslos separas mis piernas, el calor de tu aliento se aproxima a mi sexo cuyos labios separas con tus dedos… De pronto un silencio… una pausa… Te sé contemplando mi clítoris que ya brota, el jugo que mana de mi vulva inflamada…Intempestivamente comienzas casi a devorarla… Gimo, me retuerzo, tu saliva escurre y más me excitas… Ya no puedo contenerme y entre deliciosas contracciones me vengo… Oleadas de frío y calor me recorren toda hasta que por fin te detienes. Levantas mis piernas que han perdido su fuerza y me penetras fuerte, profundo, sin pausas… cada embestida es un gemido mío, casi un grito… y de pronto… haces erupción en mi interior…dejas caer tu cuerpo sobre el mío….ya desátame, te pido.


Gaby Ouu, Miscelánea de Mesalina



———-MORVOZ———————————MORVOZ————




La habitación se oscureció en pleno día, sus manos le rondaban la espalda, codiciando el placer y rasguñando el deseo. Precisaba unos labios ansiosos de besar, una caricia, un susurro, una insinuación, un simple roce, y sólo obtuvo indiferencia tras las apasionantes palabras de amor que salían de su boca pero que no tenían cabida en ese momento donde era simple y llanamente puro sexo. No había espacio para el romance, todo era tan claro, la única coincidencia entre ambos era el sexo… Al pasar las horas y tras cerrar la puerta, quedó sólo el cuarto, con la cama, la desilusión, besos furtivos y muertas todas las esperanzas; con la claridad que guardan las cuatro paredes de un hotel reiteradamente, del sexo sin amor…



Beatríz Fernández, Desde el alma de Alma Beatríz


———-MORVOZ———————————MORVOZ————


Foto: Ruth Vigueras 



Hoy me desperté simplemente así: Caliente… con lo Mesalina a flor de piel, la pasión evaporándose entre mis piernas y las ganas de ti escurriendo hasta mojar la sábana. Hambrienta de placeres, sedienta de néctares y mieles…Con el antojo de que tendida en la cama con lúbrica desnudez, tus caricias dibujen senderos por los que transite el deseo y tus besos escarchen toda mi piel.

Imagino que el juego de mis dedos es el de los tuyos explorando cada pliegue y protuberancia de mi sexo, deslizándose en la humedad que fluye a cuenta gotas pero incesante.

No continuaré… Quiero permanecer en este estado psicotrópico todo el día hasta nuestro encuentro. Solo tomaré un baño que me refresque, usaré un vestido vaporoso con nada más que mi piel bajo él, un rocío con perfume de clavo, naranjo y vainilla, brillo lascivo en la mirada y en los labios la inmoralidad con la que te voy a besar…


Gaby Ouu, Miscelánea de Mesalina


———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Foto: Gibrán García


Abrázame por la espalda, e incita mis sentidos merodeando con la delicadeza de tus dedos todo mi cuerpo y arrópame con tu piel esta noche como nunca antes lo he imaginado, y refúgiate en ese espacio reservado únicamente para ti y con tus labios en mi nuca. Quiero escuchar mi nombre perdido en tus gemidos estremeciéndome el oído al tiempo de concederme el licor de tu ser…

Beatríz Fernández, Desde el alma de Alma Beatríz


———-MORVOZ———————————MORVOZ————





La noche es cálida, me aproximo para correr las cortinas y abro la puerta de mi pequeño balcón. Estás en la habitación a obscuras… desato mi bata y la dejo deslizarse hasta caer al piso para disfrutar en mi piel el viento tibio que entra. Sé cuánto me deseas… Las caricias deambulan suavemente por mi cuerpo mientras los besos y mordisqueos juegan en mi nuca, anidan en mi cuello y erizan mi piel… Las sombras de las hojas de un árbol cercano danzan sobre mis pechos desnudos... Siento ese sexo erguido que busca con pequeños embates abrirse paso entre mis muslos… Elevo los talones y me inclino un poco apoyada en el barandal, para dejar que se deslice con la miel que brota de mi entrepierna palpitante, hasta que por fin llega a lo más profundo y en ese ángulo delicioso, inicia sus frenéticas acometidas.

Manos fuertes se aferran a mi cadera, mis senos chocan entre ellos con cada embestida, el sudor escurre y momentos antes de llegar al orgasmo, mis gemidos rompen el silencio de la estrecha calle que hay entre mi balcón y las ganas que tienes de hacerme tuya mientras me observas desde tu ventana…

Gaby Ouu, Miscelánea de Mesalina


———-MORVOZ———————————MORVOZ————


Foto: Ruth Vigueras


Busco el sabor más desconocido que mi lengua haya probado, tan exquisito y tan anhelado. Vino secreto de tu ser que embriaga mi lujuria, descarga terminante por huella de mis besos, combinación de hielo y fuego, deliciosa sensación del eterno placer y perpetuos gemidos, la completa emoción que adormece y sacia todos mis sentidos, un amante vencedor y mi cuerpo empapado…





Beatríz Fernández, Desde el alma de Alma Beatríz


———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Foto: Ruth Vigueras


Te espero en la cama, desnuda con el antojo de ti agolpado entre las piernas...
Sales del cuarto de baño... Cuánto disfruto ver en tu mirada la sorpresa y el deseo, ahí frente a mí, inmóvil, observando el juego de mis dedos esparciendo la humedad de mi sexo, separando los labios carnosos y ondulados que dejan expuesto ese pequeño botón rosado...
Te aproximas directamente a perderte entre mis muslos, lamiendo, saboreando, succionando, haciendo vibrar mi cuerpo... Te enderezas y me muestras una deliciosa erección, con las venas abultadas y un hilo de miel pendiendo de ella... La acercas a mí y casi exprimiéndola dejas que el lubricante caiga sobre mi clítoris para luego frotar la cabeza de tu pene en él.... ¡Qué imagen ten deliciosa...! Te pido que lo metas y te niegas con una leve sonrisa perversa en tus labios, sabes cuánto te deseo... 
Al tiempo que te masturbas, introduces tus dedos en mi vagina húmeda y palpitante haciendo que mis gemidos escapen... conoces la zona exacta de mi geografía interna donde mi excitación se intensifica y no escatimas para estimularla... Me pides que acaricie mi clítoris y lo hago... Nos observamos uno al otro mientras nos masturbamos, tus dedos no cesan su juego dentro de mí. La piel de mis muslos se eriza, aprieto con una mano mis pechos de erguidos pezones, mis jadeos son cada vez mayores hasta que se tornan en un solo grito perdiéndome en un orgasmo que me hace sentir como si me desprendiera del cuerpo... El sonido de tu gemido grave es lo único que me trae de regreso, justo para contemplar cómo brota tu semen tibio sobre mi pubis y mi vientre....

Gaby Ouu, Miscelánea de Mesalina


———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Foto: Gribrán García

Paseando tus labios sin rumbo fijo, dejándote perder, emboscando mi intimidad, enviciándome con el licor de tu miel hasta enloquecer, besando cada espacio que despierte toda mi pasión con los grititos contenidos, no existe una cura que no sea tu boca para aliviar mi locura. Corresponderé el beso que merodea con el que sabrás como deseo este amor, acariciando la esperanza de conseguirlo…

Beatríz Fernández, Desde el alma de Alma Beatríz

———-MORVOZ———————————MORVOZ————



Foto: Gibrán García


El agua tibia de la regadera corría... Tus besos me embriagaban mientras acariciabas uno de mis pechos y yo envolvía con mi mano tu sexo erecto jugando en vaivén... Ella se prendió a mi pezón que brotó dentro de su boca de labios carnosos y sus caricias recorrieron mi cuerpo buscando el camino que las llevaría a perderse entre mis muslos... Hacía vibrar mi clítoris y temblar mis piernas... Tu brazo fuerte me sostenía; tu beso incesante ahogaba mis gemidos... ¡El orgasmo fue explosivo! 
Mientras yo recuperaba el aliento ella blandió tu verga y comenzó a devorarla. No dejabas de mirarme a los ojos, alargaste tu brazo y tomándome por la nuca me estrechaste a ti para besarme profunda y pasionalmente.
Sin decir nada la hiciste a un lado, me volteaste contra la pared y me penetraste briosamente una y otra vez... Tus dedos entrelazados con mi cabello, nuestros gemidos resonando y de pronto, tu lácteo elixir brotando dentro de mí...
No supe en qué momento ella salió de la ducha, pero cuando giré para abrazarme a ti, solo eramos Tú y Yo.

Gaby Ouu, Miscelánea de Mesalina



———-MORVOZ———————————MORVOZ————











(c) 2012 Editorial Morvoz
Elegante v.2. Template by Oloblogger con la tecnología de Blogger